translation missing: es.general.search.info_search

Carrito

Cerrar

3 y 6 msi PayPal | Quincenas con Kueski

COMPRA O DUDAS POR TELÉFONO - TEL. SHOWROOM (11:00am-20:00pm): "(55) 55 285 673"

DUDUK

DUDUK

Cómo enseñar a un niño el valor de la interioridad

La historia de Alicia comenzó cuando tenía seis años. Era una niña alegre, divertida y curiosa, pero no entendía por qué había otros niños que la trataban diferente o que la ignoraban. 

Su madre sabía que Alicia necesitaba aprender a valorar su interioridad, así que le contó una historia. 

"Un día, un joven llamado Javier decidió partir en un viaje para descubrir su interioridad. Partió con mucha esperanza, pero pronto se encontró en un gran desierto. Estaba solo, pero sentía que algo le decía que no se rindiera. 
Entonces, encontró una antigua cabaña. Entró y encontró un viejo mago sentado en una silla. El mago le dijo a Javier: "Si quieres descubrir tu interioridad, debes emprender un viaje a través de tres reinos. 
En el primer reino, encontrarás la sabiduría. Aprenderás sobre la autenticidad, la integridad y la autoconfianza. 
En el segundo reino, descubrirás la creatividad. Aprenderás a confiar en tu intuición y a encontrar tu propia voz. 
Finalmente, en el último reino, encontrarás el amor. Aprenderás a amarte a ti mismo y a los demás. 
Javier estaba asombrado, pero aceptó el desafío. Se fue a cada uno de los reinos, aprendió muchas cosas y descubrió su interioridad. 
 
Una vez que terminó el viaje, volvió a la cabaña del mago y le contó todo lo que había aprendido. El mago sonrió y le dijo a Javier: "Ahora que has descubierto tu verdadero yo, nada podrá detenerte".

Alicia escuchó la historia con atención. Su madre le explicó que al igual que Javier, ella también tenía que descubrir su interioridad para poder valorarla.

Le explicó que debía explorar su autenticidad, integridad, autoconfianza, creatividad y amor. Alicia estaba emocionada de emprender este viaje. 

Su madre le ayudó a explorar cada uno de los reinos con actividades divertidas y juegos. 

Comenzó a valorar su interioridad y a aprender a confiar en sí misma. 

Finalmente, comprendió que su verdadero yo era único e inigualable. Alicia aprendió que para valorar su interioridad, debía tomar el control de su viaje. 

Aprendió que, al igual que Javier, era capaz de descubrir y valorar su verdadero yo. Y eso es algo que todos los niños deberían aprender.

Publica un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Scroll To Top

#title#

#price#
×